Tintes

Filtros filter_list

Categorías

No hay opción disponible en este grupo

Precio

Entre 

Capacidad

No hay opción disponible en este grupo

Hay 17 productos.

Mostrando 1-17 de 17 artículo(s)

Los tintes son de los productos más importantes que debemos tener en nuestro hogar para garantizar un buen lavado de la ropa. ¿Necesitas productos para tu hogar? Descubre las novedades para el lavado de ropa y descubre lo último de tintes para la ropa.

Dale una segunda vida a tu ropa con los tintes para ropa textil de Iberia, gracias a su fórmula logra un resultado ideal en la prenda .

A continuación os dejamos una serie de reglas para lograr un resultado óptimo.

Reglas básicas para teñir bien
Si la prenda a teñir es nueva, lávala primero para eliminar el apresto.
La prenda debe estar limpia, ya que el tinte no cubre las manchas.
Si tiene manchas de lejía, decolora la prenda sumergiéndola en agua con lejía para uniformizar el color.
El tinte no cubre ni elimina los estampados, los cambia de color.
La intensidad del color conseguido dependerá del color original de la prenda, del peso y del tipo de fibra.
El colorante que contiene este envase te permitirá teñir:
200 gramos de ropa seca, si la prenda es de seda.
500 gramos de ropa seca para Negro, Azul Marino, Chocolate y Verde Oscuro.
700 gramos de ropa seca para el resto de colores.
La intensidad del color obtenido dependerá de la cantidad de colorante y del peso de la ropa. Por ejemplo, con 2 sobres de colorante rosa conseguirás: un rosa muy intenso si tiñes hasta 500g de ropa, un rosa intenso si tiñes hasta 700g y una tonalidad rosa más suave si tiñes hasta 1.400g de ropa.
Para conseguir un resultado óptimo es imprescindible utilizar todo el fijador (50g) que contiene el estuche y 500g de sal común (o Sal Fijadora Iberia), no incluidos en el envase.
Utilizar guantes de goma o plástico para manipular el colorante.



Se tiñen: Fibras y materiales naturales como algodón, lino, seda, viscosa, madera, corcho y esparto. Solo es posible teñir las prendas que contengan un mínimo de 50% de fibras teñibles, aunque el color puede quedar menos intenso. Cuanto mayor sea el % de fibras teñibles, más intenso podrá ser el color obtenido.
No se tiñen: Lana, angora, cachemira y tejidos sintéticos (poliamida, poliéster y lycra). Tampoco prendas que indiquen “lavar en seco”. Las costuras, si son de hilo de poliéster o poliamida, no se tiñen y mantienen su color inicial



Como teñir a máquina

Se recomienda teñir con la lavadora piezas medianas y grandes como camisetas, pantalones o toallas. No llenar más de la mitad de la capacidad de la lavadora para obtener un resultado uniforme.

PASO 1: Predisolver el tinte en agua caliente. ATENCIÓN: Al abrir los sobres pueden desprenderse pequeñas partículas de colorante. Despeja la superficie donde vayas a preparar el tinte, cúbrela con papel de cocina o de periódico y ponte guantes para no mancharte. Necesitarás un recipiente para hacer la mezcla. Te recomendamos un vaso o un botellín de agua de plástico. Llena el recipiente con agua bien caliente hasta la mitad. Abre los sobres de tinte con unas tijeras y viértelos cuidadosamente para no salpicar. Disuélvelo muy bien. Si has usado un vaso, remueve con una cucharilla el contenido hasta la total disolución del polvo. Si has usado un botellín de plástico, tápalo y agítalo. Pasa una bayeta húmeda por la superficie donde hayas manipulado el tinte para eliminar los restos de colorante y salpicaduras.

PASO 2: Prepara la lavadora. Vierte en el fondo del tambor vacío 500g de sal fijadora Iberia o sal común. Corta con cuidado la esquina de la cubeta de fijador e introdúcela también en el tambor, evitando que el producto en polvo salga de la cubeta. Introduce la ropa a teñir: debe estar limpia y seca y sin doblar. No añadas aún el tinte. Pon en marcha la lavadora, seleccionando un programa largo (min 1:30h), sin prelavado, a 40ºC.

PASO 3: Vierte el tinte. Al cabo de unos 3-5 minutos del inicio del programa, abre el cajetín y vierte el tinte ya diluido con cuidado de no salpicar en la cubeta del detergente (marcado con II). Si quedaran restos de colorante en el recipiente añádele más agua caliente y viértela por el cajetín, hasta que no queden restos ni en el recipiente ni en el cajetín. Limpia con una bayeta las posibles salpicaduras.

PASO 4: Lava la prenda una vez teñida. Una vez finalizado el programa de teñido es necesario programar otro lavado con detergente de 1h. aprox. de duración a 40ºC. Desecha la cubeta de fijador. Seca la prenda a la sombra (no en la secadora), en posición horizontal.

PASO 5: Limpia la lavadora. El tinte no daña la lavadora, pero para asegurar que no ha quedado ningún resto de colorante: • Pasa un trapo húmedo con lejía por la goma del tambor limpiando bien su interior. • Extrae el cajetín para limpiar los compartimentos y repasa también el hueco donde se inserta el cajetín. • Coloca de nuevo el cajetín, añade un vaso de lejía y realiza un lavado en vacío, sin prendas. ATENCIÓN: Si tu lavadora es de carga vertical, Predisuelve el tinte en un recipiente pequeño de plástico (bola dosificadora o tapón) e introdúcelo en el tambor junto con la sal, el fijador y la prenda. Inicia un programa largo, sin prelavado a 40ºC y sigue, a continuación, los pasos 4 y 5.

Cómo teñir a Mano

Se recomienda teñir a mano piezas pequeñas como foulards o fundas de almohada.

PASO 1: Predisolver el tinte en agua caliente. ATENCIÓN: Al abrir los sobres pueden desprenderse pequeñas partículas de colorante. Despeja la superficie en la que vas a teñir, cúbrela con un papel de cocina o periódico y ponte guantes para no mancharte. Llena un vaso o un recipiente pequeño con agua caliente hasta la mitad, corta con tijeras los sobres de colorante, viértelos con cuidado y remueve suavemente con una cuchara.

PASO 2: Prepara el recipiente donde vas a teñir. Debe ser suficientemente grande para que la prenda quede holgada y bien sumergida. Llénalo con agua caliente, vierte el fijador y añade 5 cucharadas soperas de sal por cada litro de agua. Remueve con una cuchara hasta que quede bien disuelto.

PASO 3: Vierte el tinte disuelto. Incorpora el colorante disuelto y remueve hasta que toda el agua quede coloreada. Introduce la prenda y déjala en remojo durante 40 min., remueve de vez en cuando. Es muy importante que la prenda quede completamente sumergida para que el color quede homogéneo.

PASO 4: Lava la prenda teñida. Escurre y saca la prenda, aclara con abundante agua. Para eliminar los restos de colorante lávala con un poco de detergente y agua caliente. Seca la prenda en la sombra (nunca en la secadora), en posición horizontal.

PASO 5: Limpia los utensilios y la superficie de trabajo. Utiliza lejía para eliminar los retos de colorante y salpicaduras accidentales

Elige tu color

Recuerda que los colores se suman (prenda de color amarillo + tinte rojo = prenda de color naranja). Si la prenda que vas a teñir no es blanca te recomendamos decolorarla antes para así conseguir la tonalidad elegida.